Engagement

¿Qué es y para qué sirve?

Cuando hablamos de engagement en marketing, nos referimos al compromiso entre una marca y los consumidores.

Así, el engagement es importante en negocios de cualquier escala, incluso en tu proyecto de proyección personal.

Conseguir engagement consiste en crear una relación de tu marca con los clientes, con los usuarios, una relación duradera y estable. Y esta relación en el mundo online se establece principalmente a través del contenido. La marca se comunica con el público a través del contenido: en el blog, en las redes sociales, mediante email marketing…

¿Para qué sirve el engagement?

Que yo sepa, ninguna marca (pequeña ni grande) invierte tiempo y dinero en la creación de contenido porque tengan la inquietud de instruir al usuario, educarlo o mantenerle entretenido. No hay ninguna tan altruista…

Las marcas buscan generar relaciones con los usuarios con el objetivo último de vender. Se trata de llevar a los usuarios a la acción, a comprar su producto o a contratar sus servicios.

Engagement es un término estrechamente relacionado con el Inbound Marketing. Según los principios más elementales de esta estrategia, la relación del usuario con la marca no termina con la compra.

Hay que ir más allá: con el engagement, se busca que el usuario continúe en contacto con la marca, para que la recomiende a otros usuarios y para que realice nuevas compras en el futuro. Y esta es la base del éxito estable y duradero, el que dará lugar a más ingresos.

Esto más o menos lo sabemos. Pero demasiadas veces nos centramos en la conversión, olvidando lo más importante: la estabilidad de esta relación, que vendrá dada por la satisfacción que ambas partes obtienen con ella.

¿Cómo generar engagement?

Para generar engagement hay que aportar valor, mucho más allá del beneficio que el usuario obtiene al comprar nuestro producto o servicio.

Hay muchas formas de aportar valor. Crear contenido que resuelva las dudas del usuario y le aporte conocimientos está bien, pero no es la única forma.

  • Si una publicación que haces en Facebook arranca una sonrisa al usuario, le aporta valor.
  • Si siente que comprando tu producto colabora con el medio-ambiente, también le estarás aportando valor.
  • Si el usuario se siente motivado para dejar su punto de vista en un comentario o su foto para un concurso, sentirá que participa y también le estarás aportando.

Conoce a tu audiencia

El Marketing Digital nos permite analizar casi todo mediante herramientas que nos ofrecen una valiosa información: para conocer a tu audiencia, puedes utilizar la sección de Audiencias de Google Analytics: Datos demográficos, intereses, e información geográfica.

Trabaja también en las redes sociales: observa a tu comunidad, los temas de los que hablan, sus intereses y los contenidos que les gustan. Para ahorrar algo de tiempo, fíjate en los #hashtag que utilizan, monitorízalos y consume los contenidos que se comparten con esas etiquetas.

Observa también quienes son sus referentes y establece contacto con ellos en las redes. Te llevará algo de tiempo, pero avanzarás mucho en el conocimiento de tu comunidad.